21 feb. 2012

7 motivos para dejar Twitter (y cómo hacerlo)


(Este post está motivado por un comentario del emprendedor serial, por estos días en la "cresta de la ola",  Santiago Bilinkis, quien posteó un comentario acerca del fastidio que provocan ciertos Trending Topic "temas del momento").


Twitter está intoxicándose a sí mismo. Intentaré explicar esto: antes, hace mucho, o sea apenas 3 años (el tiempo corre más rápido cuando se refiere a la evolución de internet) usted buscaba allí determinados contactos y los encontraba: geeks (en general caso todos los grupos tenían su cuota de geeks), "sin trabajo pero talentosos", "lo más top, SIEMPRE", "ocupado pero con alma de posteador", "en Tw no se co..." e incluso el siguiente, "en Tw no se co... pero lo intentaremos", "discutidores" y así.  Pero luego, todo se fue desmadrando y... aquí empieza la lista de por qué deben salir de allí:

1- Se convirtió en una pérdida de tiempo.
Y entonces quien usted nunca, nunca creería que lo haría, de pronto posteó la foto del bebé recién nacido de la celebrity. Posiblemente lo hizo pensando que era información y entonces lo tenía que informar. Y aquí comenzaron los problemas. ¿Por qué lo tendría que informar? No es periodista, no es novedoso, no les interesa a quienes están hace mucho tiempo allí y, lo peor de todo, otro montón de gente que es contacto suyo, con esa misma, exacta lógica, posteó también la foto del bebé. O las alternativas en torno a GH. O lo que sea, tal vez por, además, aparecer en el hashtag de turno. Mi punto de inflexión en la red fue cuando abrí twitter para echar una mirada rápida antes de preparar la cena y me encontré de pronto paralizada durante 20 minutos, leyendo las vicisitudes acerca de si fulana "señora pública" había muerto, si era una falsedad el hecho e si incluso no era la señora X sino la Y (cosa que, de todos modos, no me importaba en lo más mínimo). Me lo merecí por curiosa.

2- Los usuarios talentosos ya no están allí (y los que permanecen lo disimulan).

La gente vanguardista ya no participa en la red. Se aburrió. Y los pocos que quedan están hartos de la mediocridad y encima son conscientes de la falta de espontaneidad, perdida a manos de quienes están con la caña de pescar, buscando frases, noticias, ocurencias, etc (incluso hay varios medios que tienen su sección de Tw para postear cosas que vieron allí). Y eso los desmotiva.

Pero no le pasa lo mismo a todo el mundo. Hace unos días, medios y blogs publicaron los resultados de un estudio de la Universidad de Chicago que informa que dejar a Twitter es más difícil que dejar de beber, de fumar o de tener sexo, por lo cual creo que hay que prestar atención a este asunto.
No sé cómo será la evolución de los medios sociales (y desconozco otro montón de cosas más).  Pero sí observo todo lo que puedo y escribo (por ejemplo este post) e invento (The Real Time) según lo que me parece.


3- Ya no encontrará primicias.

Siempre me pregunto: ¿Hoy, postearía Janis Krums la foto del avión en el río Hudson en Twitter? Las únicas "primicias" que encontrarán hoy son los anuncios o novedades de famosos escritos en sus cuentas oficiales, que cada vez más lo utilizan como canal con su público y prensa.

4- Hoy sólo les sirve a los ricos y famosos, en usted apenas crea la FALSA ilusión de la horizontalidad en ese medio social.
Por lo que explicaba en el punto precedente. (en otro post, si me motiva, hablaremos de lo que opino sobre  Twitter y las marcas. No todas tienen que estar allí. (pero sí TIENEN que saber lo que allí se dice de ellas).

5- Se convirtió en una plataforma publicitaria.
Chivos, chivos y más chivos. De famosos y no tanto, avisados o de prepo, hay para todos los gustos. Desde notables mundialmente hasta mediocres bloggers locales (y algunos talentosos) fueron contactados con éxito para campañas de alfajores, electros y demás, incluso en twitts supuestamente "espontáneos".

6- Ya no sirve para posicionarse como una celebridad del social media. Si es su caso, llegó tarde. Al menos a Twitter. El plan atrasa por lo menos 3 años. o 4. Diseñe otra estrategia.

7- Como canal de diálogo masivo, en forma conjunta y/o individual, ya no le resultará necesario. 
Cada vez más las redes sociales liberan sus datos, cada vez más nos impulsan a que hagamos públicos nuestros contenidos. Una prueba de ello: antes (léase 3 años) era muy común el "candado en Twitter. Hoy muy pocos usuarios lo utilizan.
Entonces, las herramientas en redes y app que lo incentivan a que usted deje de lado su privacidad, se incrementan constantemente. En todo caso, le será útil saber qué se dice de usted, tener un panorama completo de cómo está situado en internet, quién dice qué y cuándo. Y poder eventualmente responder a ello o enaltecer su ego o subir en la bolsa de la presencia online. Si fuera una personalidad famosa,  pública a nivel masivo, o una marca, no concebiría mi vida sin The Real Time. De verdad.

Si usted utiliza twitter para difundir los post de su sitio, sus notas o sus actividades profesionales, sepa que tal vez no está llegando a la gente indicada. ¿Querría publicar mi aviso del kiosco de panchos de Palermo, Buenos Aires, Argentina en un sitio sobre "noches de insomnio de un ciudadano australiano en París"? Bueno, tal vez eso es lo que le está sucediendo ahora (le aviso para que no se cree falsas expectativas). Aunque, si no le insume mucho esfuerzo, tal vez le guste esa suerte de lotería acerca de su "público".

Puede que a pesar de todas estas razones, usted no se sienta en condiciones de dejar Twitter. O que el ego se lo impida. Si lo utiliza sólo para difusión (sin importarle a quienes llega), puede que le interese. Pero sepa que esto trae aparejada otra situación: a la hora de opinar sobre sus contenidos, no sabrán quién es usted, y probablemente no les importará averigüarlo. La mayoría está allí para demostrar que puede enviar cosas ocurrentes y maravillosas (que tal vez luego algún medio "levante" en su sección "140"). Por lo tanto le harán perder tiempo con comentarios desubicados y desinformados, que usted deberá responder porque es respetuoso y porque además sino podría desatar otra horda aún peor de desubicaciones (enojadas esta vez). Y todo eso le hará perder muuucho tiempo.

Por las razones anteriores, utilizar el search de las distintas herramientas sociales les resultará más productivo. O TRT.

Sin embargo, hubo una época en que sí tuve un romance con esa red. Quienes estuvimos en Twitter cuando era una novata, hemos presenciado un caudal de información genuina, en tiempo real y desde el lugar de los hechos: el avión partido al medio, al aterrizaje en pleno Río Hudson que comenté más arriba, el pase de protocolos activos, la evasión a la censura en pleno proceso electoral en Irán, muertes y homenajes, secretos y reflexiones. Nos hemos reído de verdad con hashtag ingeniosos y celebramos la exitosa ronda de inversión obtenida.

Pero la internet y los medios sociales asociados a ella ha cambiado desde ese momento. Para bien y para mal. Esto incluye a Twitter. Las revoluciones digitales en Irán o en Egipto no podrían sucederse hoy, con el cambio en sus políticas.

El pájaro creció. Es hora de echarlo a volar.



Nota: Tuve mi usuario de Twitter desde julio del 2007 hasta agosto del 2010, momento en que cerré mi cuenta. Estuve entre los usuarios recomendados de Twitter en español. A la fecha de irme tenía más de 15mil seguidores y ningún inconveniente puntual.


No hay comentarios.:

Google