21 ene. 2010

Más Rickys, menos Varsavskys



Actualización:
Parece que Martín Varsavsky leyó mi post y me dijo vía Twitter que él no les envió nota a Perfil ni a Infobae (que reprodujeron el post en cuestión), que ellos la levantaron de su blog.
Por mi parte, le comenté que: http://twitter.com/paulacarri/status/8034972322

Les cuento esto porque son conversaciones públicas (hasta indexan en Google) y entiendo que contribuyen al post
.

Dos de los temas que se remarcaron con más asiduidad en esta semana en los blogs y en redes sociales, fueron: el caso de Martín Varsavsky, el empresario argentino que vive en España y el tremendo terremoto de Haití y todas las alternativas vía web para poder ayudar e informar acerca de este desastre.

Para quienes no lo sepan, el affaire Varsavsky se inició con un post escrito por él mismo en su blog, donde enumera las razones por las cuales no viene a Buenos AIres. El post, más allá de haber sido problablemente escrito frente al mar en un atardecer de película en José Ignacio, se mete, (para mí gusto) en un juego peligroso de "a ver quién la tiene más grande" pero en cuanto al dolor y a los momentos de terror vividos en Argentina. Los que padecimos la dictadura y somos, de algún modo, sobrevivientes de ella, sabemos de lo que habla Varsavsky cuando cuenta el miedo a los militares y el primo desaparecido. En ese sentido, es probable que mucha gente (y no hablo sólo de quienes militan en organizaciones de Derechos Humanos), hablando mal y pronto, la tengan más larga que Varsavsky. Y por otra parte -y una vez más confirmando el dicho de que no hay mal que por bien no venga- ya que está feliz y poderoso, capaz tan mal no hizo en irse ante la adversidad, no?
Un párrafo aparte merecen las declaraciones bloggers que realizó el empresario sobre los sobornos en la aduana argentina. Tengo que decir que a mí también me gustaría que cuente cómo fueron esos pedidos de soborno para sacar las foneras de la aduana. Tal vez no por los mismos motivos de la AFIP, que lo intimó a raíz de sus declaraciones. Pero sí porque, sin por esto pecar de ingenua, creo que a la ciudadanía le haría bien que estas acusaciones no quedaran sólo en ello.

El otro tema que movilizó a la blogósfera y a las redes sociales fue la catástrofe de haití. La movilización digital, que gestionó labores presenciales y dinero contante para ayudar al país y sus habitantes, fue enorme.
Allí, en medio de la tragedia, una voz que podría haberse quedado callada -porque total ya tiene fama, fortuna y el aprecio de la gente- decidió ir al centro neurálgico del desastre. Son de esos personajes que uno no espera que van a hacer algo tan digno, no porque no estén a la altura de la circunstancia, sino porque no lo demuestran a priori. Ricky Martin fue, con su fama , su necesidad de que Haití salga de esta, y con su fundación. "Debo decir que tengo un arma muy poderosa y es la música. Eso me ha dado la oportunidad de llegar a las masas", dijo. La ayuda la está instrumentando junto con la fundación Habitat for Humanity. Además de su donación personal, recauda fondos a través de mensajes de texto y de colegas que tienen ahora la oportunidad de ayudar al prójimo. La página para ayudar por internet es https://www.habitat.org/cd/giving/donate.aspx?link=233

Para quienes les interese, Ricky Martin tiene presencia en la mini red social Twitter. Allí postea fotos y pensamientos. Lo pueden seguir en http://twitter.com/ricky_martin Twittea en ingles y en español, simultáneamente. Otra diferencia con Varsavsky, la importancia que le dan a los idiomas en la comunicación.

Por último, quiero destacar que Ricky Martin, como la mayoría saben, es nativo de América Central, y fue criado relativamente cerca de la zona de la tragedia, en Puerto Rico. Pero a Ricky no se le ocurrió criticar a Haití, nunca y menos decir que, en cambio, adoraba a los dominicanos porque ellos habían escapado de un destino trágico.
Y seguro, no hubiera el escrito el post que escribió Varsavsky desde Uruguay. En vez de dividir, prefiere actuar para modificar esos destinos.
Yo lamento, y no tomo a la ligera, todos los males que padeció Varsavsky en la Argentina. Pero no creo que sea lo correcto criticar a su país y decir que en cambio llega hasta Uruguay, porque allí se está mejor. Yo también adoro Uruguay, pero no es ese el punto.
Por eso creo que, en este mundo loco, hacen falta más Ricky s y menos Varsavsky s.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

No entiendo qué querés decir con que quizás el exilio le vino bien? acaso si tuviste que exiliarte por culpa de una dictadura y después te fue bien económicamente en otro país debés agradecerle a los genocidas???

Personalmente, tampoco me gustó la nota que firma en su blog pero me parece lamentable la meritocracia del padecimiento que planteas en este artículo.

Por otra parte, si Ricky está TAN pero TAN preocupado por Haití y el sufrimiento de su pueblo... porqué no se acordó antes? digo, antes de terremoto pasaban muchas cosas en Haití que podrían espantar a cualquier persona.

El "arma poderosa" de la cual este (artista) habla no es la música, sino una todopoderosa maquinaria comercial que nos invita (y obliga) a creer que esa porquería que hace puede ser considerada música.

Su producto no es el resultado de una proceso socio cultural que desembocó en una producción musical sino que es el minucioso estudio de los comportamientos del consumo de espectáculos.

TE repito, tampoco entiendo la nota de Varsavsky ni la comparto y tampoco comparto su ideología y su tremendo egocentrismo. Pero me parece que sugerir que alguien la tenga más larga o más corta en base a la fortuna acumulada en los años posteriores es, simplemente, un error grave.

Te recuerdo, por otra parte, que Varsavsky no donó 1 millón para las víctimas del huracán sino que donó 11 (once) para la educación argentina... lamentablemente dilapidados por la patética gestión de De la Rúa.

Paula Carri dijo...

No planteo lo q decís en el primer párrafo de tu comentario. Digo que si hizo lo correcto, si le resultó, basta de quejarse inútilmente. Y tal vez, que tendría q haberse venido un tiempo al país con los 11 millones para distribuirlos él en persona. Saludos.

Anónimo dijo...

Me parece que la comparación es un poco odiosa.
Si Varsavsky no quiere venir a Argentina, lo entiendo, muchas de las razones por las cuales el no quiere venir son las que hace mucho tiempo me hacen pensar en querer irme.
Una cosa es decir yo quiero mi país, pero otra diferente es dejarse cagar por el gobierno de turno que no deja crecer, no deja progresar y nos mete a todos en una misma bolsa de gatos y nos exprime para su propio beneficio.
Yo tambien estoy podrido de las coimas, la corrupcion, la inseguridad legal, juridica, policial y economica de este pais. Soy Argentino y donde voy lo digo, pero tampoco soy idiota y no quiero que me tomen el pelo.
Yo tambien estuve en Jose Ignacio sentado frente al mar y deberiamos mirar un poco mas profundamente a nuestros vecinos uruguayos a quienes siempre menospreciamos como pais.
Tienen un mejor pais que el nuestro y con reglas mas claras.
Ricky Martin? Lo felicito. No me gusta su musica, pero si hizo algo por alguien es válido, seas o no famoso.
Saludos

P/D: el que la tiene mas grande no importa, importa quien sabe usarla.

Paula Carri dijo...

Coincido. No importa quién la tiene más grande. Importa cómo encajan una pieza con la otra. Saludos :)

Colo dijo...

Varsavsky es Alejandro Rozitchner por otros medios , o con "más medios".
Qué otra cosa se puede esperar.
Luego de leer un reciente post donde hace un elogio y apoyo encubierto a De Narvaez propionendo que se elijan a extranjeros para gobernar el país, este fulano puede decir cualquier cosa que ya se por donde viene.

Anónimo dijo...

No me caías demasiado bien, pero luego de posts como estos, sí.
Lo boludosfera se va decantando y la buena gente se empieza a diferenciar de los oportunistas.
Bien por vos Paula.

Gimena dijo...

La verdad que reconozco que no sos la clase de persona que anda adulando a MV a ver si se le cae una moneda, como varios que le festejan hasta las flatulencias. Y te felicito por tu post.
En cuanto a lo que dice él en su blog, me dan ganas de vomitar.
La mayoría de nuestros abuelos vinieron de europa con cero educación y muertos de hambre literalmente, si tenían suerte, si no venían huyendo de algúna cámara de gas. Este buen señor debería tener un poco más de respeto por las personas que creemos que podemos hacer un país mejor y que no necesitamos haber perdido millonadas para tener bronca, hay muchas cosas que me dan más bronca que que me asalten porque llevo una cartera de Prada. Allá él y sus razones, mejor que se quede en Europa si le sienta bien, ojo que las estaciones de trenes suelen estallar de vez en cuando. Saludos!

Paula Carri dijo...

Mirá, no me acordaba lo de de Narváez. Grax Gime. Anónimo: q bueno la sinceridad je :)

Sergio Melzner dijo...

El tipo se cansó de que en este país le vaya mal, hay mucha gente buena y todo eso pero los casos de corrupción, incompetencia y caradurez que se dan en Argentina son demasiado alevosas.

Hay cosas que solo pueden pasar en Argentina, y se debe principalmente a que la forma de pensar del argentino ya es selvática. Estamos preparados para lo peor, esperando lo peor y la mayoría de las veces ante algo raro ya damos un golpe "por las dudas".

Una gran mayoría de la gente quiere ganarse la vida filtrando los beneficios de los demás. La especulación es moneda corriente, es terrible ver cómo importa muy poco la verdad.

No creo que le haya faltado el respeto a nadie, ni creo que sea el mesías que Argentina estaba esperando para cambiar. Hay decenas de cosas con las que no concuerdo en su forma de ver las cosas, el tipo solamente explicó por qué no quiere ver.

No suelo concordar mucho con Martín Varsavsky pero esta vez le doy la derecha, creo que este país tiene que cambiar mucho antes de que me sienta a gusto viviendo en Argentina.

Juanu dijo...

Más Favaloro´s y menos maradona´s

Laura Brizuela dijo...

Simplemente excelente post. Te olvidás de una cosa solamente: el post de Martín Varsavsky, además de "poco feliz" como lo tildaron timidamente algunos, es sobretodo, irresponsable.
Me encantó tu análisis.
Saludos!

Paula Carri dijo...

Sergio, lanzó acusaciones bastante graves de las q debería hacerse cargo presentando, en tal caso, la denuncia correspondiente.
Gracias x pasar! slds a tod@s :)

Google