18 sep. 2007

A quien corresponda

Flickr

La familia de Jorge Julio López volvió a remitirse a la carta que, hace unos días, le enviaron el presidente de la Nación con motivo del año de la desaparición del albañil y testigo clave a la hora de condenar al ex Comisario general de la Provincia de Buenos Aires. "Mi padre siempre dijo que solo creía en que se debía hacer justicia", declaró el hijo.

El texto de la carta enviada a Néstor Kirchner es el siguiente:

Dentro de pocos días se cumplirá un año de la desaparición de Tito, del cual usted, señor presidente, dijo el 27 de septiembre del año pasado: “Ustedes saben que hay un argentino que fue central en la causa Etchecolatz. Ese amigo López, el compañero López, al cual buscamos por todos lados, casi con desesperación. Quiero que el pueblo argentino sepa el compromiso para que esto rápidamente termine. [...] Sé que algunos no quieren la verdad y quieren sembrar el miedo”.

En diciembre del mismo año, señor presidente, le escribimos una carta contándole de nuestra angustia, impotencia y desesperación. Hoy le decimos lo mismo pero además tenemos bronca, rabia y un dolor que cada día se torna más insoportable por no saber dónde está nuestro Tito.

Como usted sabe, y todos los que nos conocen también, somos una familia trabajadora, humilde y buena gente como decimos acá en el barrio de Los Hornos y no entendemos porqué Tito lleva un año desaparecido en democracia.

¿Cómo puede ser, señor presidente, que ningún organismo del Estado encuentre a los responsables, a pesar de todo lo que sabemos que se hizo y se está haciendo?

Señor Presidente confiamos en usted, recordamos sus palabras y el compromiso personal en la búsqueda. Sabemos que le preocupa el tema. Usted ha dicho públicamente: “La desaparición me hizo tomar con claridad la dimensión de la responsabilidad que me toca, la cual asumo y no la esquivo bajo ningún concepto”.

Usted sabe señor presidente, como lo saben todos los argentinos de bien, que Tito tuvo la valentía y como él decía, “el deber y la obligación” de ir a declarar en el juicio del genocida Etchecolatz, sólo buscaba Justicia, y que los argentinos supiesen de las atrocidades cometidas en esos años.

Usted también dijo en marzo de este año: "Se lo llevaron los de siempre y lo tenemos que encontrar vivo". Justamente es eso lo que le pedimos, no sólo como familia, sino porque, como sociedad, no podemos permitir que un argentino esté desaparecido. Hay que encontrar a los culpables.

Le pedimos a usted, señor presidente, a los jueces, a todos los argentinos que el olvido, que el silencio no caiga sobre Tito.

Desde ya, agradecemos de todo corazón a todos los habitantes de nuestra querida Argentina que puedan dar una pista sobre el paradero o alguien que haya visto algo, recibirán una recompensa de $1.000.000 que entregará el gobierno de la provincia de Buenos Aires, con todas las garantías de seguridad que requiere el caso.

Una vez más agradecemos a todos los medios de comunicación que se preocupan por difundir información, a todos los que recuerdan a JORGE JULIO LÓPEZ.

No queremos, ni Tito se lo merece, ser el primer desaparecido en democracia.

La familia de Tito

No hay comentarios.:

Google