30 sep. 2006

Si usted no es milonguero, que no se note...


Flickr.com


-Por ninguna razón pise la pista si no va a bailar.

-No invite a bailar si no sabe nada. No acepte si ídem.

-Si ya sabe bailar (aunque sea el paso básico) no se acerque a la mesa de la dama, delataría que es novato. Anímese y cabecee (total, sobre el cabeceo no hay nada escrito...)

-Si es dama, deje la campera de jean en el ropero o en la mochila. Deje inclusive el blazer si es de jean.

-Póngase el calzado de baile en el salón o en el baño del local. No los haga pisar la vereda.

-No sea conversador en la milonga. Mientras se baila no se habla. Si es una dama, no la podrán sacar a bailar si está siempre charlando. Además, no podrá prestar atención a las señas.

-Si sabe bailar poco, haga el paso "caminata". Mejor una linda caminata que unos ganchos y ochos horribles. Las figuras puede practicarlas en las clases o en las "prácticas de baile". O en su casa u hostel, con una silla.

-Si la cabecean y no baila, no gesticule ni haga movimientos de negación con la cabeza. Limítese a girar la misma con suavidad.

-Si usted es varón e invita a la dama y ella no asiente ni se pone de pie, no insista. Cuando ella no quiere, no hay nada que se pueda hacer.

-Si usted es una dama, cuando la sacan a bailar no se levante como un resorte ni se dirija a la pista con paso rápido. Deje que el varón llegue primero.

- Si usted invita a bailar y acepta la dama de adelante o del costado de la que usted escogió, no le diga "no, no era a usted" ( a excepción de que le suceda siempre con la misma dama). Menos aún le haga señas. Respire hondo y baile.

-Si usted es varón, esté atento a los movimientos de la pista a fin de protegerse y proteger a su pareja de eventuales codazos o tacazos. Si esto sucede, tómelo con humor y diga, por ejemplo, "éste es el que menos me dolió".

-Si usted es una dama, no se prive de la experiencia de cerrar los ojos al comenzar a bailar. Déjese llevar, relájese...y goce

2 comentarios:

edeleon dijo...

Muy buen post, a pesar que soy muy novato en esto del Tango, el clima que se respira en las Milongas es magico, he practicado varios tipos de bailes pero el Tango es el que mas me ha llenado, eso solamente con la "caminata".

Aqui en Madrid no existe todo ese juego que es el cabeceo, me encantaria poder vivirlo de cerca y ahora que ya me se las reglas no escritas del Tango, pues mas que mejor, mi plan es seguir practicando e ir a hacer algun intensivo alli y vivir el Tango desde sus entrañas, como me gusta el Tango y Argentina, gracias por el post!

Paula Carri dijo...

Sí, bien lo dijiste. Es mágico. Por Madrid hay bastante movimiento, tango entendido. Pero las milongas porteñas son un placer (del que no te privarás, seguro). Uno se entusiasma y, con el tiempo, se descubre en una pista haciendo figuras de la nada...
Cracias por la visita :)

Google