1 oct. 2006

El nuevo turismo milonguero



El INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos) señala que en el segundo trimestre del años el número de turistas extranjeros que visitó la Argentina aumentó el 19,6% con respecto al mismo trimestre del 2005.

Era habitual que los turistas (especialmente europeos) que en el 2005 y en años anteriores visitaron el pais, incluyeran en sus visitas un tour por villas o compartieran al menos una jornada de piquetes o reclamos sociales.
En la actualidad, si bien no hay datos que indiquen la cantidad de turistas que llegan a nuestro pais con el objetivo de aprender el baile de tango, el turismo milonguero es un fenómeno que crece día a día.

Además de los que pretenden integrarse a la cultura tanguera, que está difundida en buena parte del mundo, hay otro sector del turismo cuya máxima aspiración pasa por compartir alguna velada en una auténtica milonga y codearse -al menos por una noche- con los milongueros de ley. Son visitantes esporádicos de las milongas, que no tienen tiempo ni voluntad para convertirse en tangueros.

Es hoy moneda corriente encontrarse en cualquiera de las milongas típicas de la ciudad con varias mesas de visitantes que no bailan ni conocen los famosos "códigos milongueros". Este turismo tanguero también es interno (habitantes del interior del pais y porteños).

Cuántos de los visitantes ocasionales se apasionan y se quedan en el tango no es posible saberlo aun, pero sí se puede asegurar que a más de uno le baste una noche para poder decir: "yo llevo el tango en mi vida como una garra
hincada en la carne viva de mi emoción,
se me ha metido en el alma
la voz amarga del bandoneón"

No hay comentarios.:

Google