15 ago. 2007

No se puede:

-Quejarse de los blogs que dicen boludeces. Es como quejarse de que existan pésimos programas de tv (y mirarlos, claro).

-Tener sentido de la oportunidad cuando la oportunidad no tiene sentido.

-No llorar en alguno de los días del período.

-Darse tiempo para el "ocio creativo" y no sentir culpa.

-Caminar por Palermo y no empalagarse con los cafés ricos, modas feas y señoras cincuentonas desveladas por si les va mejor el chupín o el talle recto.

-Creer que lo gratis es "gratis".

-Ver a los GH morirse de hambre en vivo y en directo y no manotear algo para comer.

-Llorar y -para disimular- secarse con la manga del sweater arruinando lo que a tanta crema cara le costó conseguir.

-Entender que se fue feliz, cuando ya pasó.

2 comentarios:

Faco dijo...

¿Porqué, si es todo tan lindo?

Lo prohibitivo es volver a los lugares donde se ha sido feliz. La decepción asesina el alma.

Paula Carri dijo...

Tal vez, tal vez. Si sólo fuera la decepción... Creo que, por si acaso, le voy a sacar un seguro de vida.

Google