19 jun. 2009

Didac Lee en Argentina


Anoche se realizó la conferencia de Dídac Lee, emprendedor y creador de Zyncro (en el vídeo posteado aquí explica él mismo de qué se trata), que tiene una de sus cabeceras en Tandil, Provincia de Buenos Aires, Argentina, donde acaba de ser lanzada oficialmente la beta del producto. Sus otras empresas son Atraczion (marketing), Conzentra (servicios profesionales para empresas de internet), Inspirit (cabecera del grupo empresario que alberga también Intercomgi Argentina), Scubastore (ecomerce para buceo), Spamina (diseño de solucionesde seguridad en internet). Zyncro fue creado con un presupuesto de alrededor de un millon de euros (del cual llevan invertidos 400 mil euros), con aproximadamente un 10% de inversión española y un 10% de inversión oficial argentina. Zyncro está en fase beta y pueden anotarse para testearlo en la página del sitio (aún no está disponible para mac).
Cuando alguien sabe lo que quiere, lo explica simple, dice una premisa. Eso es exactamente lo que ocurrió anoche con la charla de Dídac. Desde cómo fue que decidió convertirse en emprendedor, para lo cual abandonó la carrera de informática, con el estupor manifiestode su madre y su padre, hasta los ocnsejos a la hora de emprender y, por qué no, de relacionarse con el mundo.
Sus inicios fueron complejos, sobre todo porque luego de abandonar la carrera de informática, en Barcelona, cerca de su Girona natal, sus padres no sólo no le prestaron dinero para su emprendimiento (como eran sus planes) sino que apenas le permitieron vivir en los fondos del negocio familiar (un restaurant). La adversidad lo llevó a empeñarse más aún en sus proyectos, aunque muy a conciencia de su juventud y supuesta inexperiencia en el emprendedorismo, eligió presentarse ante sus potenciales socios argumentando: "el gerente de la compañía está en Barcelona. Siempre mi jefe estaba en Barcelona. Porque claro si decía que era yo mismo, con ese aspecto, iban a pensar: 'si este es el jefe, lo que será el director financiero de la empresa!'". Luego llegaron para él las jornadas vestido de traje y con un proyecto claro y firme bajo el brazo. La adversidad para su futuro profesional había quedado atrás. En base a su experiencia, destaca a la hora de crear un proyecto los valores de:
*Humildad, para reconcer errores y aprender de ellos, y
*Perseverancia, para no darse por vencidos.
"Los emprendedores tenemos una tendencia absouta a autoengañarnos, por eso es importante tener humidad para reconocer errores. Es bueno saber escuchar. Posiblemente el consejo que duele, es el que sirve". "Luego, es importante tener un sentimiento positivo. Siempre que puedan aléjense de las personas negativas, porque esto es algo que se contagia. Cuando tengas un "virus" dentro de la empresa, de esos que te dicen: "yo te lo dije!"...ahh, al "yo te lo dije", fuera", recomendó.
Otra de las premisas con las que el acuerda, y que ya son un clásico dentro del ambiente emprendedor, es que se pueda explicar con simpleza. ¿Lo entiende tu madre? entonces funciona.
Otro consejo fue dedicar tiempo a la elección de socios: seleccionarlos según la complementariedad, alineamiento, valores, niveld e compromiso porque sino la falta de estas afinidades puede acarrear inconvenientes en el futuro. "cuando no hay plata no hay problema -graficó- pero luego...cuando hay dinero...". Varias veces se refirió a la expresión "estar alineados", con el socio pero también con el proyecto para lograr una sincronicidad que resulte favorable.
La sala en las oficinas de Microsoft estaba repleta y quienes asistimos estábamos ya "contagiados" de su entusiasmo y de su simpatía, aún para responder a las preguntas más convencionales, del estilo "cómo entraste a Estados Unidos"? ("Con mucha ilusión", respondió).
En relación a los tips a la hora de presentar un proyecto, aconsejó:
1-Ponerse en la piel del inversor: saber qué piensa, qué valora, cuál es su perfil, cómo lograr que entienda en lo que invierte.
2-Saber presentar una idea en menos de un minuto: "en el proyecto ése que me pegué una torta, así como no lo entendió ni mi madre, no lo entendieron los inversores tampoco", contó con franqueza.
Fue, para mí, una de las charlas imperdibles del año. Y fue un acierto de Palermo Valley el haberlo hecho en forma de un evento único y no dentro del contexto de sus reuniones periódicas.
Más videos en mi Youtube.
Más de Dídac Lee: Premios. 2005: de la Universidad de Cmabridge; Premio a la mejor iniciativa y Joven empresario del año.
El video completo de la exposición de ayer, pueden verlo aquí.

2 comentarios:

Diego Del Pizzo dijo...

¿Lo entiende tu madre? entonces funciona.

Si Paula ese me encantoooo, muchas veces nos centramos en nuestros proyectos y nos olvidamos del usuario comun. Dios! so lo hubiera escuchado antes ese consejo me hubiera ahorrado miles de dolares y de horas...

Paula Carri dijo...

Sí, así es. Sirve para la póx.
Fue una conferencia muy inspiradora! te mando un saludo :)

Google