25 jul. 2014

Sobre Cerebro de Pan


Hace aproximadamente dos años yo abrí un blog que se llamó Mi vida sin harinas. Duró un par de días, apenas menos de lo que duró entonces mi experiencia sin ese alimento. Pasó bastante tiempo, pero como (casi) todo llega, finalmente el año pasado sí pude permanecer como 6 meses sin probar harinas de ningún tipo.

Más allá de mi cambio de alimentación, el tema de las harinas me interesó en relación a los efectos que producen en el estado de ánimo. El subidón, luego la caída y finalmente la adicción que producen éstas especialmente cuando están combinadas con azúcares y grasas.

Siempre que me encontré artículos sobre le tema, les presté especial atención. Así fue que me recomendaron el libro Cerebro de Pan, escrito por el neurólogo David Perlmutter y Kristin Loberg (Editorial Grijalbo, 2013). El Dr. Perlmutter explica que muchas enfermedades como la cefalea, depresión, epilepsia o ansiedad no tienen tanto que ver con una programación de nuestro adn sino con aquello que consumimos. Y ahí entran especialmente las pastas, arroces, cereales, harinas de todo tipo. Incluso los alimentos que se promocionan como "saludables" en base a esos componentes. Y los azúcares.

Lejos de pensar que las harinas y la comida envasada que la tienen como compuesto principal son uno de los "males" que acompañan la evolución de las sociedades, como podría ser las fatalidades en torno al tránsito y los automotores, el tema de la alimentación moderna viene acompañado con muchas deficiencias que pueden solucionarse.

Qué pasa en el cerebro cuando ingerimos carbohidratos y qué pasa en el cerebro cuando ingerimos azúcar son algunos de los contenidos del libro.

El libro, como bien advierte el neurólogo, no es un libro de dietas ni nada de eso. es un libro que "cambia la jugada"




2 comentarios:

jfc dijo...

una pregunta, sabes si habla de harina, azúcar y arroz refinados, diferenciándolos de los productos integrales?

Paula Carri dijo...

Disculpa la demora. En su estudio incluye a todos los carbohidratos y azúcares. Los integrales también. Pone especial atención en el gluten presente en muchos alimentos insospechados.

Google