14 sep. 2009

Una vida

Se puede estar de acuerdo o no, personalmente coincido en mucho con este párrafo dentro de la nota que escribió Sergio Sinay en La Nación Revista, de este domingo. Claro que, en el caso de la red, una cierta exposición es casi una cuestión de marketing.

"Si para existir debo exhibir mis miserias, ¿cuál es el sentido de mi vida? Si tengo tanto tiempo y energía para consumir las infelicidades que otro exhibe sin recato, ¿no será que no tengo nadad de peso y tracendencia en mi propia vida o que temo asomarme a mis propias cuestiones no resueltas? QUienes viven vidas con sentido no las ponen en vidrieras, no existen a partir de sus lacras, sino de sus logros. En este sentido, el mundo está lleno de exitosos felices y anónimos. Viven. Por lo tanto, no tieen tiempo de ostentarse en pantallas fugaces o en páginas volátiles. También hay miles de personas que no necesitan vivir de los desechos íntimos de otras, Tienen una existencia emocional autosustentada. A unos y a otros no los sorprenderá el destino ni buscarán culpables para el mismo. Y sus memorias perdurarán aun sin ser escritas."

No hay comentarios.:

Google