15 abr. 2008

La voz (de la experiencia)



Luego de que el Director del Incucai -Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implantes-, Armando Perichón, diera a conocer -el jueves último- que el cantante Sandro (Roberto Sánchez) estaba en lista de espera para un trasplante cardiopulmonar, la Ministra de Salud Graciela Ocaña, le pidió la renuncia. "Fue un error de inexperiencia en el manejo de los medios", adujo en su defensa el funcionario renunciante. Y agregó "No hubo ninguna mala intención, fue la inexperiencia de alguien que no supo manejar la situación y me hago cargo de ello". En tanto, Sandro -que sí tiene experiencia de sobra en el manejo de los medios, rápido salió a aclarar que "muchos de mis compañeros van a pensar que, claro, como yo soy Sandro voy a recibir el trasplante primero. Pero los turnos se colocan según el grado de evolución de la enfermedad". Descartó suspicacias primero. Luego, se quejó ante el Ministerio de Salud por la difusión de los datos, cosa que está prohibida. Al día siguiente, Perichón debió renunciar, aún cuando su paso por el cargo estaba siendo exitoso (en el 2007 hubo récord de donantes en el pais), su falta de discreción (y la violación de una norma) le costaron el cargo.
En el video: Principio del film "Subí que te llevo", Sandro y María del Carmen Valenzuela (1980)

2 comentarios:

Laura Pintos dijo...

No me había enterado de esto! Y sí, el anonimato debe ser preservado para garantizar la igualdad y el derecho a la intimidad. Qué error de principiante el de este funcionario! A menos que tuviera otras intenciones ocultas que no alcanzo a imaginar.
Saludos.

Paula Carri dijo...

Sí, parece inconcebible, no? Peero, "el pez por la boca muere" y más frases hechas pueden caberle a esta situación...Un saludo

Google