5 sep. 2007

Nosotras


Flickr.com


El primer paso para cambiar, dicen, es reconocerse. Aquí, las "instrucciones" anónimas para operar en cajeros automáticos, diferenciadas por género. Son indicaciones machistas, graciosas y tendenciosas. Pero también un punto a favor: muestran la multiplicidad de acciones que somos capaces de ejecutar las mujeres.

Banco Pio, siempre pensando en su comodidad, ha diseñado un Cajero Automático tipo “Auto Bank”, para servirse cómodamente desde su auto.

Usted, apreciado cliente, tiene la posibilidad de extraer dinero sin bajar del coche.

Tenga en cuenta las siguientes instrucciones:


CLIENTES MASCULINOS:

Conduzca hasta el cajero automático.
Baje la ventanilla.
Introduzca su tarjeta y número de clave.
Seleccione el importe deseado.
Retire el dinero.
Retire su tarjeta y recibo.
Cierre su ventanilla.
Retírese.



CLIENTES FEMENINOS:

Conduzca hasta el cajero automático.
Retroceda hasta el cajero automático.
Acerque su vehiculo al cajero.
Avance un metro hasta el cajero automático.
Retroceda hasta separar el cajero del capot.
Baje la ventanilla izquierda.
La izquierda.
La otra ventanilla izquierda
Si tiene mas ventanillas izquierdas dirijase a todas ellas hasta encontrar una que le permita operar comodamente
Tome su bolso, vacíelo sobre el asiento del acompañante y busque su tarjeta.
La tarjeta que necesita dice Banco PIO al frente.
Introduzca su tarjeta en el cajero automático
Asegurese de introducirla por la unica ranura
Así no. Con la banda hacia abajo.
Así tampoco. Gírela 180º.
Pero con la banda hacia abajo.
Introduzca su número secreto.
Está anotado en la primera pagina de la agenda como “número secreto de Pio Auto Bank”.
Introduzca su número secreto.
Presione “CANCEL” e introduzca nuevamente el numero secreto. Ahora sin errores.

C-A-N-C-E-L Nuevamente
C-A-N-C-E-L Nuevamente
Ingrese el monto a retirar
No puede retirar 150.000 Dolares.
No puede retirar 450.000 Pesos
No puede retirar 100.000 Euros
55 no es mutlplo de 10.
Retire el dinero y el recibo.
Póngalo en la billetera.
Guarde el comprobante en algun lugar de la cartera.
Preferiblemente dentro de ella.
Arranque el motor e inicie la marcha.
Ponga la luz de giro izquierda
La otra izquierda.
Retroceda hasta el cajero automatico.
Recoja su tarjeta.
Vacie de nuevo su bolso y coloque la tarjeta en el lugar correspondiente.
Apague el limpiabrisas que accionó con el codo.
Conduzca hacia su destino.
Regrese al cajero por su dinero.
El olor a quemado es del freno de mano. Quitelo
Quite los papeles de infraccion y multa del parabrisas para obetener una mejor visibilidad
Recuerde bajar al niño y al perro
Gracias por operar con Banco Pio

2 comentarios:

©Iv4n4 dijo...

hummm.. Había olvidado esa cadena... la primera, confundí el código con el acceso a internet. Obvio, me tragó la tarjeta. Me la devolvieron, pero no me avisaron que no iba a estar activa hasta pasados uns días, y me la tragó nuevamente. Luego, una vez retiré dinero, y la dejé ahí. Por esuerte el cajero la tragó, y cuando fui al banco, me estaban esperando :P

Paula Carri dijo...

Jeje. Genial!!

Google