30 abr. 2007

Quien es el amo



Tal vez ya conozcan la historia del sirviente que atendía tan bien a su amo, que éste le insistía todo el tiempo: "dime qué deseas, debo agradecerte todo lo que haces por mí". Al fin un día el sirviente le dijo al amo: "bueno, déjame ser el amo por 24 horas". Eso acordaron y el sirviente, como primera acción, ordenó decapitar al rey. El soberano se opuso, claro. Pero el sirviente le dijo:" yo soy el amo ahora, debes obedecerme". El sirviente lo mató y se convirtió en rey por siempre.
La mente no sigue un camino lineal para obtener lo que desea. Tampoco para hacer justicia.
Es posible, también, que estemos hartos de Gran Hermano, sobre todo ahora que está por terminar. Pero igual todos opinan sobre Marianela y su posible traición, desagradecimiento o lo que sea. Es útil, entonces, preguntarse:

-¿Diego le dio su apoyo a Marianela a cambio de silencio? ¿A cambio de que ella deba ser incondicional a él?
-¿Le dio Diego su compañía -cuando nadie se la daba, ok- a cambio de que ella no pueda señalar las excepciones que se cometieron a favor de él?
-No denunciar los privilegios y dejar que él (o quien indique) lleve el ritmo del juego y de la casa, ¿es acaso hacerle un bien?
-¿Le conviene a Diego ganar GH? ¿Es eso darle una oportunidad?

Ya se sabe, ganar GH es alzarse con los 100mil y luego se olvidaron del ganador. Si no gana, puede tener un futuro: como animador, como actor, como figuretti, lo que sea. En ese sentido, Marianela tiene más chances, también por su impulsividad, en abrir una nueva brecha en lo que significa ser ganador de GH. En hacerle frente al 'olvido' luego de ser ganador.

Más allá de si lo hizo para sacar a Diego del camino, creo que la actitud de Marianela fue "pararle el carro" a quien se sentía dueño de la 'ranchada'.
Marianela dejó de ser una 'nena de mamá'. Antes o durante su estadía en la casa. Bastó (para constatarlo) ver cómo transcurrió la visita de su madre.

-¿Tuvieron acaso algunas de las participantes que ya están fuera de juego (y que se suponían más 'curtidas' que Marianela) la relación que ella tuvo con el ex preso?
- Ella dijo, ¿que diría mi madre? Se lo siguió preguntando, pero sólo para no importarle qué diría. Siguió comiendo, hablando con Diego y contando guarangadas.

-¿Cuántos son, en esta sociedad, los sirvientes que se hacen rey por un día y decapitan al soberano?
-¿Cuántos, como Marianela, se le animan al rey, aun cuando no están en su día de gracia?

*El cuento lo leí en "Inteligencia".

No hay comentarios.:

Google