1 mar. 2007

Gran Hermano, sí. Mandamás, no


Big Brother, Grande Fratello, Gran Hermano. Es casi imposible, aunque sea por un rato, no sucumbir al hechizo de este reality.

En Argentina, esta noche se define si hubo complot de parte de algunos integrantes de la casa. En caso de comprobarse esta posibilidad, la nominación de Nadia será seguramente un hecho.

Aquí van algunas razones para NO votar por la participante Nadia en caso de nominación.

Sí, dejemos a Nadia DENTRO de la casa. Nada de voto castigo ni voto orientado.

Porque:

1- Es lo que impulsan los programas de tv, para convertirla en una estrellita mediática. E inundar horas de emisión insoportables.

2- Dejemos que la joven Nadia caiga por su propio peso. Es decir, con el voice graph, la fabuladora participante quedará, seguramente, más que en evidencia.

3- Le haremos un bien. Sólo si puede verse a sí misma como lo que realmente es, tendrá alguna posibilidad de cambio.

4- Fortaleceremos la imagen de Marianela, catalogada de "tucumanita nariz parada" con aires de "patroncita de estancia" pero que supo mantener y acrecentar una relación afectiva con Diego (el ex presidiario) que ninguna de las otras participantes ( con muchos más aires de "progres") se hubiese animado a desarrollar.

5- No nos dejemos imbuir de las premisas endemolísticas sobre los buenos y malos. Ellos hacen la suya ( y obviamente están en su derecho). Nosotros hagamos la nuestra.

6- "El reality está guionado", "está dirigido", "no es espontáneo", "es una bolsa de gatos" (sí, gatos en ése sentido). Y... perdimos la inocencia hace un rato. Casi nada puede ser espontáneo donde existen 18 o no sé cuántas cámaras de tv. Aún así nos fanatizamos. Es un juego, como la vida misma. Y como "los sueños, sueños son".

7-Imaginemos si, al menos por una vez, nos dejamos convencer sobre que no hay buenos y malos sino que todos podemos ser buenos y malos a la vez. Eso sí, en diferentes porcentajes. Que hacen la diferencia.

No hay comentarios.:

Google