22 oct. 2006

Autoboicot

Youtube

Tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos.

Y nada ni nadie, ni tu padre ni tu madre, te puede brindar tanta ayuda

como tu propia mente, disciplinada.


SIGLO V a.c.

1 comentario:

? - a l a n - dijo...

Pobre loco.

Google